miércoles, 17 de diciembre de 2008

TANQUE ADOPTADO

BUENAS NOTICIAS DESDE EL REFUGIO ESCUELA:
Tanque, ese brutote que ha pasado un año entre la jaula de una residencia y alguna que otra casa en la que pronto se aburrieron de él.
Ese Tanque que nos tenía desesperados y angustiados porque no sabíamos cómo hacer, qué más hacer, dónde ir, a quién acudir…
Pero ese Tanque, era y es el Tanque de Helena.
Helena Carmona, nuestra loquita maravillosa que siempre ve a través de la mirada triste de un perro y cuyo corazón tiene la forma de un hocico, se convirtió en la voz de Tanque. Fue su colega, su compañera en las innombrables citas veterinarias, en los viajes frustrados a las casas de adopción, en las visitas y los juegos en la residencia…
Y Marta quiso escuchar el grito desgarrado de Helena y escuchó también, muy dentro, las ganas de vivir de un gran perro.
Este cuento con final feliz tiene muchos personajes maravillosos, sí, pero dos protagonistas: Tanque y Helena.
Va por ti, Helenita. Y por Tanque ¡guau!

2 comentarios:

Yo dijo...

Cuanto me alegra saber que Tanque ya es feliz.Te lo mereces precioso!

ANABEL Y FRANCISCO dijo...

me ha encantado!!!!!!!!!!!!1