martes, 10 de febrero de 2009

MARTIN FREE








Gracias a ANAA y a las chicas de Cuencanimal que se empeñaron en liberarle de las cadenas que le ataron durante toda su vida tiene hoy una feliz vejez en Alemania

3 comentarios:

馬修 dijo...

酒店經紀



酒店兼差



酒店上班



酒店經紀



酒店打工

YO dijo...

probrecito menos mal que tiene una familia .yo nose como le hance esas cosas a los animales un beso

Lourdes dijo...

Es que las chicas de Cuencanimal son incansables en su lucha. Y mira que los medios de que disponen son pocos...